Google+ Followers

Seguidores

martes, 15 de enero de 2013

Capítulo: 9


Capítulo: 9


El resultado final termina siendo dos a uno con el gol definitivo en el último minuto. Un gol de Cristian dedicado a todos sus amigos.
Al terminar el partido, Cristian fue corriendo a las duchas. Cuando se termina de duchar, coge la ropa con la que había venido y se la pone, se mira al espejo para peinarse el flequillo y colocarse el pirscing en el labio inferior. Por último, se despide de todos sus compañeros de equipo y sale del vestuario.
Al salir, con la mochila cargada al hombro, sus ojos se cruzan
con la mirada celeste de Oriana, la novia de Hugo. Él es uno de los compañeros de equipo y uno de los mejores amigos de Cristian.
-¿Ya te vas?- le pregunta Oriana apoyando su espalda contra la pared.
Al oír la voz de la chica, Cristian se para en seco y se da la vuelta para responderla:
-Sí- dice muy serio- y tú deberías hacer lo mismo. Hugo va ha tardar por lo menos un cuarto de hora en salir de las duchas.
-No tengo prisa.
-Bueno, pues yo sí, me están esperando. Adiós.
-Adiós, rubio.
Cristian volvió a pararse, pero esta vez no se dignó a mirarla.
-Te he dicho mil veces que no me llames así. Soy Cristian, para ti y para todo el mundo.
Atraviesa el pasillo y sale al pabellón, allí estaban todos sus amigos esperándole.
-¡Enhorabuena por el partido!- grita Raquel eufórica y saltando para abrazarle.
-Gracias, hemos jugado bastante bien.
-Sí, la verdad es que sí- dice una voz detrás del grupo de amigos. Es Hugo, el compañero de equipo de Cristian, y no iba solo, agarrada a su mano está Oriana.
-Vamos cariño, los dos sabemos que Cristian ha jugado mil veces mejor que tú- dice Oriana pillando a Hugo desprevenido.
-¡Menuda novia tienes tío! Te hecha cada piropo que bueno...¡Qué joya!- grita Marcos indignado por el comentario de la chica. Odia a las chicas así. Su niña, o como así la llama él, es muy diferente a las demás. Ella es dulce, simpática, sencilla, y vulnerable. Pero solo hay un pequeño problema, ella no es suya. Verónica solo es la niña, la niña de sus ojos.
Desde el año pasado, los sentimientos de Marcos hacia la chica fueron aumentando cada día. Nunca se había enamorado de nadie hasta el veintiséis de Octubre del 2011.

-¡Por favor, Gutierrez! ¡No es tan complicado despejar la incógnita de esta ecuación!- grita el profesor de matemáticas alterado- Siéntese.
Marcos abandona la pizarra y se sienta en su sitio, al final de la clase.
Todos sus compañeros estaban sentados por parejas. Todos, excepto él.
Siempre se comportaba mal en clase, pasaba de la profesores y no le importaba nada los estudios. Su teoría era que, tal y como estaba el país, estudiar no serviría para nada. No iba haber trabajo de todas formas...
-Bueno quiero que todos vayáis a la página...- decía el profesor de matemáticas, hasta que es interrumpido por el timbre que anunciaba la hora del recreo.
-Marcos y Verónica, esperad, quiero hablar con vosotros un momento- les dice el profesor.
Vero y Marcos se acercan a la mesa del profesor, que les recibe con los brazos cruzados y apoyado en el respaldo de su silla.
-¿Supongo qué sabrá porque le hago llamar Gutierrez?
-Sí, lo que no sé es porque la ha llamado también a ella.
Verónica mira de reojo a Marcos, es un chico extraño. Quiere aparentar ser duro pero, en el fondo, ella sabe que no es así.
-He llamado a la señorita Méndez porque quiero que te ayude en tus estudios, ya que es de las más aplicadas de toda la clase. Eso sí, con la aprobación de Verónica.
Vero dudaba en su repuesta, puede que Marcos no quisiera que ella le ayudase.
-Claro, me encantaría ayudar a Marcos.
-¿Y a usted le parece bien mi propuesta?
-Sí, por mí perfecto, será divertido- dice el joven mirando a Vero.
-No hago esto para que se divierta, sino para que apruebe y pase de curso. No me gustaría que usted repitiera.
Molesto por el comentario de su profesor, Marcos abandona la clase con paso ligero. Verónica corre tras él, pero no antes sin despedirse del profesor de matemáticas.
-¡Eh, Marcos, espera!- grita Vero.
El joven se detiene en seco y se gira para mirar a la chica.
-¿Qué?- dice él enfadado.
-Te dejaste esto en la clase, se te cayó cuando salías- le dice ella entregándole un cuaderno amarillo.
Marcos se queda mirando fijamente los ojos marrones de la chica. Esa mirada le transmite tranquilidad, se siente diferente, como si su manera de chico duro menguase y saliese al exterior su faceta de chico bueno.
-Gracias y, perdona por como te he contestado antes. No era me intención.
-No pasa nada, tranquilo- le dice Verónica con una gran sonrisa de oreja a oreja- yo también quería disculparme por abrir tu cuaderno sin permiso, pero me picaba la curiosidad. Lo siento.
De pronto Marcos ve como Vero se sonroja. Es preciosa, puede que ella sea la chica más guapa que ha visto nunca.
-No pasa nada, te habrás aburrido al ver lo que hay dentro.
-¡Para nada!- salta automáticamente Verónica- si te soy sincera tus dibujos son increíbles. ¿Siempre has dibujado?
-Sí, desde pequeño. Y nunca he ido a ninguna academia de pintura- dice Marcos muy orgulloso- siempre que me siento triste o preocupado, dibujo. ¿Si quieres cuando quedemos para estudiar te enseño muchos más que tengo?
-¡Claro, me encantaría!- responde alegre ella. Otra vez esa sonrisa que vuelve loco a Marcos.
-¡Perfecto! Pues, ¿nos vemos esta tarde a las seis en mi casa para estudiar?
-Allí estaré. Adiós.
-Adiós- dice en muy sonriente.
Pasaron la tarde en casa de Marcos, esa y muchas otras. Gracias a esas clases particulares que Verónica le daba a Marcos, se hicieron inseparables y los sentimientos hacia la chica, afloraron en el interior del joven. Pero él sabía que el corazón de Vero pertenecía a Cristian. Y, ya era hora de cambiar eso.








5 comentarios:

  1. Holaaaa!!:) Dios te he dicho mil millones de veces que me encanta la historia! Pero te lo repetire las veces que quieras!! Hahahaha me encanta!:) siguela cuando puedas ejjejeje:) muchos besos bonita! www.revistabehappy.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaah, y una cosita, podrias poner que las entradas nuevas aparecieran adelante y las mas viejas atras? Es que para leer los caps nuevos tengo que ir a la ultima pagina del blog:) besos!

      Eliminar
    2. Holaaa!! :D Oiiisssss!! Muchisimas gracias, de verdad me alegra muchisimo saber que te encanta mi historia.
      Claro cuando suba un nuevo capítulo lo cambio para que todos los puedan leer mucho mejor. Mil gracias por tu consejo, ahora mismo me paso por tu blog para verlo ¡Qué me encanta! jajaja
      Muchos besos guapa! :)):))

      Eliminar
  2. ajajajja Me encanto :)
    "rubio" ajajajajaj
    Besos:*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melanie!! Jajajajja si es que no sabía que ''mote'' ponerle jajajaj
      Muchos besos guapa!

      Eliminar