Google+ Followers

Seguidores

jueves, 8 de septiembre de 2016

Querido Agosto:

Querido Agosto:

http://67.media.tumblr.com/79073c210be5b09eea5455c13c8b170c/tumblr_mqt7985Wd01qez43mo1_500.pngLo sé, sé que llego con un poco de retraso, pero Septiembre me esperaba con los brazos abiertos y es de mala educación hacer esperar...y, para qué mentirte, te merecías ese pequeño castigo.
Comenzaste siendo todo lo mejor que Julio me había dejado. La felicidad inmensa de disfrutar de este pedazo de verano, las ganas de comerme el mundo y, por qué no, también a personas que lo habitan.

Empezaste y mejoraste, mejoraste la expereincia de que todos los días tuviesen ese regusto a sábados inolvidables. Terminaste y empeoraste, empeoraste como las noches de domingo temerosas de un nuevo lunes con sabor a martes 13. Me has dado nuevos amigos, has hecho que mi corazón engorde y adelgace demasiado rápido, me has hecho reír con esa facilidad que tu tienes, pero también me has hecho llorar perdiendo tu batalla contra los dos meses anteriores. Me has regalado viajes, querido Agosto. Nuevos lugares donde un cachito de mi se ha quedado en ellos, flotando en las furas aguas saladas o escondido en los rinconcitos de San Sebastián. ¡Ah! Si, tú, cuidad con encanto, magia y ciudad hechizante, prometo volver. Te doy mi palabra.

Y siguiendo contigo, mes de agobiante calor, de fiestas y salidas inagotables e incontables, has sido un aprobado raspado, hubieses sido un notable muy muy alto de no haber sido por tu pequeño gran desliz al final, en las últimas horas, apurando el límite de MI verano. He llegado a odiarte y a quererte a la vez, he aprendido de lo que me has traído. Podría llamarte "mes de transición". Transición a una nueva etapa en mi vida, transición a una nueva yo. Transición a un nuevo mes, nuevas vivencias y nuevas ganas. Porque, aunque este mes de Septiembre haya empezado con mal pie, todos cometemos errores.

Así que prepárate Septiembre porque prometes. Y, querido Agosto, me despido de ti por cortesía, por educación, no porque tenga las mismas ganas con las que empecé.

Septiembre no bajes la guardia, porque a ti sí que te voy a comer.

María.

viernes, 26 de febrero de 2016

2º de Bachillerato...

"Todo esfuerzo trae su recompensa" No niego ni mucho la veracidad de esta afirmación, pero hay veces que me cuesta creerla. ¿Qué si el pesimismo se ha alejado en mi cabeza? No. Él siempre ha caminado a mi lado, a veces más cerca y otras prácticamente ni siquiera lograba verle. Pero ahí estaba y, hoy, continúa. A mi derecha o a mi izquierda, no lo sé. Pero ahí está.
https://40.media.tumblr.com/tumblr_m3pxjggAql1rogkyio1_500.jpg
Pues...deshazte de él, ¿no? Muy fácil decirlo. Pero hoy no vengo a hablaros de mi lado pesimista, mi lado y el de muchos otros como yo, no. Hoy vengo a desahogarme, a desahogarme porque no puedo más. Porque si intento hablar todo esto, son lágrimas las que sustituyen a mis palabras. Pero, en un papel, no importa que sienta mis mejillas húmedas, no importa porque escrbiendo es la única manera por la que no me detienen.

Durante toda nuestra vida nos forman, nos educan en todos los aspectos, para llegar a ser "alguien de provecho" en nuestra vida, en esta basura de sociedad. Porque sí, eso es lo que es. Lo digo sin rodeo alguno. Nos educan a base de machacarnos al temor de enfrentarnos a un folio en blanco donde tenemos que plasmar todo un temario (o más, mucho más) en un cierto periodo de tiempo. Si no logras llevar a cabo esa prueba, cumpliendo todos los requisitos que se te piden, la sociedad no te va a mirar de la misma que a aquella personas seguras de sí mismas que, creyéndose más que nadie, llegarán a obtener un trabajo, unos estudios o un estatus social que muchos otros, con más esfuerzo incluso, han anhelado. Pero no vengo a criticarles a ellos, no serviría de nada en todo caso. 

http://40.media.tumblr.com/c216d2edc2794df7b01d9cadedea06f8/tumblr_mfyff2Wmqa1rc253to1_500.jpgPara aquellos que no lo sepan, yo tengo 17 años y me encuentro en un momento de mi vida académica que, por definirlo de alguna forma que no dejo ambiguedades a nadie, es una auténtica mierda. Presión, presión, presión y selectividad (PAU) y más selectividad por si no lo habíamos escuchado lo suficiente. ¡Ah! Y un agobio bestial. No quiero meter miedo a aquel que todavía n ha cursado esta etapa, solo os muestro mi experiencia hasta la fecha. Durante menos de nueve meses nos preparan única y exclusivamente, para tres días de examenes que determinarán tu futuro, quién vas a ser. Finalmente, va a ser una nota, un simple número, lo que determine tu futuro, tu saldo al gran mundo que se esconde ahí fuera. Un número va a ser el responsable de que seas aceptado por una gran parte de la sociedad u odiado por una cantidad de personas que supera a la mitad de las mismas. No sé a vosotroa, pero no voy a dar mi explícita opinión sobre eso porque si algún niño está leyendo esto mi vocabulario no sería el más adecuado para él. ¿Tengo que ir practicando, no? Una de las pruebas de la maldita PAU es saber expresarse con coherencia y adecuación y, ¿quien quiere llevarle la contraria a la sociedad?

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/dd/09/0f/dd090f92518c45fff43ea783a31829f1.jpgTal vez soy una exagerada, puede ser que lo penséis, pero hay algo en esta estapa que estoy atravesando que, a mi, no me está haciendo ningún bien. Todas mis metas están puestas desde hace mucho tiempo, siempre he sabido que lugar quiero ocupar en esta sociedad conformista de la que me gustaría escapar, pero nunca he sabido que espera la gente de mi. Nunca he sabido si estoy en el lugar adecuado, si llegaré a esas metas que tanto he prometido a la gente que me rodea que llegaría, ni siquiera sé si les voy a decepcionar a ellos, a mí misma, Tal vez haya puesto el listón demasiado alto y no tenga las sufiencientes fuerzas de alcanzarlo...

Mientras tanto, la presión continua, los días pasan y el temor al folio en blanco incrementa sin que yo misma me de cuenta. Juro  que me esfuerzo, que trato de dar todo de mi, pero a veces no puedo...de verdad que no. Siento que todo esto me viene enorme, que voy a caer mil veces más de las que ya me he caído, pero no quiero pensar que llegará el momento en el que, la presión y el propio agobio que vive en mí, me impidan pornerme en pie.

Querido mes de Junio, date prisa en llegar. Por favor.

sábado, 30 de enero de 2016

Querido héroe:

No me preguntéis por qué, ni qué bombilla se ha encendido sobre mi cabeza parallevar al papel lo que tanto tiempo ronda mi cabeza a veces, incluso, quitándome el sueño. No tengo reparo alguno en escribir esto sin embargo, lo tendría a la hora de dar explicaciones. Así que, tú, que por causa del azar o por ansias de saber que ha sido de mi en este largo tiempo que me he mantenido ausente, has llegado hasta aquí, te invito a que te quedes con una sola condición, lee y calla. ¿Suena tajante, verdad? Así estaremos en igualdad de condiciones. Yo escribo, tu lees y ambos seguiremos con nuestra aplastante rutina.

Han pasado cinco meses desde que descubrí a mi héroe favorito, mi héreo personal. No tiene capa que le permita volar porque no le resulta necesario, no tiene antifaz porque sería de ilusos intentar ocultar su apariencia, su inmensa personalidad. No lanza rayos X, no se vuelve invisible, pero a mí me ha enseñado los más poderosos superpoderes. No tiene ningún apodo por el que se le reconozca, su nombre corriente basta para ser recordado hasta cuando ni siquieras piensas en él. No está ilustrado en un cómic, si en mi vida. En mi día a día aunque suene irónico porque él se esconde, lo decidió una noche, con su vitalidad desbordante aún tendido sobre una cama, con el azul envidiable  y puro de sus ojos, con los fuertes apretones en las manos, como él solo supo. Siendo él mismo decidió esconderse de todos. De todo.

http://data.whicdn.com/images/50770594/tumblr_macz45QXLs1rn0m2yo1_500_large.jpgTal vez ahora, en este mismo instante, me esté acompañando en estas palabras que, en su día, olvidé decirle por el vértigo que me causó la velocidad del propio tiempo. O, simplemente, por cobardía. Hablar nunca fue lo mío, esa es una de las razones por las que escribo estas y miles de palabras más, sin ellas estaría vacía, incompleta, con otro vacío en el pecho. Sí, otro. El primero de todos se llena cada día porquito a poco gracias a todos los sabios consejos y palabras de mi héroe particular, familiar.

"Escribe, María. Así el mundo podrá ser un poco mejor"

Ese fue él, ningún otro podría reemplazarle.

"No hay nada imposible, excepto morir"

De nuevo él, más sabio que nadie.

"Te esfuerzas como nadie y eso ya nos hace estar orgullosos"

Tres frases, tres frases que me repito cada día al levantarme y al acostarme, tres ladrillitos que con cautela, terminan cerrando aquel vacío que sus ganas de jugar al escondite me dejaron. Se ha tomado demasiado en serio este juego, a veces quiero pensar que voy a terminar encontrándole. Ilusa recuerdo que él es el mejor en este juego.

Desde esa noche de Septiembre, todos mis logros, mis caídas, mis tropiezos, mis mayores alegrías, mis más sonoras carcajadas, mis lágrimas más amargas, son dedicada a él.

A mi quiero abuelo.

A mi querido héroe.