Google+ Followers

Seguidores

martes, 15 de enero de 2013

Capítulo: 8


                                 Capítulo: 8


No se puede creer lo que acaba de pasar. Está tumbada en su cama, al lado del chico de sus sueños que le está agarrando la mano. Y lo mejor es que él, siente lo mismo por ella.
-¿Por qué no me lo habías contado antes?- le pregunta Guille a Andrea.
-Porque pensaba que tú no sentías lo mismo y, por miedo a romper nuestra amistad, no te dije nada estos años.
Guille cambia de postura y se coloca de lado para poder mirar a Andrea. Es preciosa. Sus ojos azules tienen un brillo especial que nunca antes había visto, ¿será por él?
-Además, tu podrías tener a cualquier tipo de chica y pensaba que no te conformarías conmigo.
A Guille le coge desprevenido lo que le dice Andrea. Se acerca un poco más a ella y le besa en la mejilla.
-Pues ya ves que no es así.
A Andrea le cuesta creer todo lo que ha sucedido en tan pocos minutos. Nunca se habría imaginado que, el que un pie se le hubiera dormido, ocasionaría que su sueño se hiciese realidad.
-¿Sabes una cosa?- le pregunta ella.
-Dime.
-Al final Alfonso X se ha quedado marginado de nuestros planes de estudio, ¿no?
-Sí, bueno…un poco- le dice Guille con una sonrisa.
Andrea se le queda mirando un rato esperando a que diga algo pero se pierde en el verde de sus ojos. ¿Cómo puede estar él con ella? Físicamente ella no está mal, pero nunca llegó a pensar que podrían tener algo juntos y que su secreto saliese a la luz en tan pocos segundos.
-Aún no me lo creo- le dice Andrea frotándose los ojos con ambas manos.
-¿El qué?
-El que tú y yo estemos juntos. Sigo pensando que estoy soñando y que pronto me voy a despertar.
Mientras hablaba, uno de sus rizados y rubios mechones la tapaba los ojos, pero Guille no tardó en apartárselo de la cara mientras le sonreía.
-¿Sabes una cosa?
-Que.
-Voy a hacer todo lo posible para que te lo termines creyendo. Y, voy a hacer todo lo posible para que esto sea para siempre.
Andrea coloca sus manos alrededor del cuello de Guille y le besa despacio, saboreando cada segundo de ese momento mágico.
-Te quiero- le dice Andrea con los ojos aún cerrados. Guillermo no deja de de sonreír cada vez que ella le dedica esas dos palabras.
-Mira, quiero que escuches esto- le dice el chico.
Guille se levanta de la cama y se acerca al portátil encendido de Andrea.
-¿El qué?- pregunta ella intrigada.
Guillermo teclea en el buscador de Internet la página de Youtube.
-Quiero que escuches una canción que- le dice el joven a Andrea cogiéndola de las manos y ayudándola a ponerse de pie- explica a la perfección todo lo que siento por ti.
-¿Eres así de romántico siempre?
-Es una de mis facetas.
Ambos intercambian sonrisas, hasta que Guille se acerca al ordenador y escribe el nombre de la canción. Empieza a sonar Solo para ti de Danny Romero.
El primer minuto de la canción, Andrea se queda mirando fijamente a la pantalla del ordenador siguiendo la letra de la canción mientras una lágrima de felicidad desciende por su mejilla.
-¿Estás llorando?
-Sí, pero es de lo feliz e identificada que me siento al escuchar esta canción. Es preciosa.
Guille se acerca a su chica y, con el dedo pulgar, le retira la última lágrima de su cara.
-Como tú.
Ahora es Guille quien besa los labios de Andrea de la misma manera que ella le había hecho anteriormente. De repente, el móvil de la chica comenzó a sonar interrumpiendo el momento de los dos adolescentes.
-¿Diga?- pregunta Andrea.
-Hola Andrea, soy mamá. La fiesta se ha cancelado y llegaremos a casa en un cuarto de hora.
-A...eh...Vale, aquí os espero- tartamudea ella.
-Hasta ahora hija.
-Adiós.
Andrea se guarda nerviosa en móvil en se bolsillo y se lleva las manos a la cabeza.
-¿Qué pasa?- pregunta Guille.
-Tienes que irte mis padres están a punto de llegar y me matan si nos ven aquí juntos. Ya sabes como es mi padre con esos temas.
Rápidamente Guillermo coge su abrigo y, junto con Andrea baja rápidamente las escaleras de la casa.
-Nos vemos mañana.
-Adiós- le dice Andrea dándole un beso cortito en los labios. Cierra la puerta y se sienta en el suelo. Había sido la mejor tarde de su vida.












2 comentarios:

  1. Que bonita historia linda!
    Aún no la termino de leer, pero ya me la leere toda ;)
    Besitos:*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melanie!
      Muchas gracias guapa, me alegra muchisimo saber que te gusta.
      Muchos besitos :)):))

      Eliminar