Google+ Followers

Seguidores

martes, 15 de enero de 2013

Capítulo: 5


Capítulo: 5.






Ha sido la primera en llegar junto con Paula. Las dos se encontraron de camino al partido y decidieron ir juntas. Cuando llegaron, Paula le avisó a su amiga de que iba al baño y verónica entró en el pabellón donde se iba a disputar el partido de Cristian. Ahora estaba sentada en la segunda grada esperando a sus amigos. La primera en llegar fue Paula, que no había tardado en llegar del lavabo. Se sienta al lado de Verónica.
-No creo que los demás tarden en venir- dice Paula.
-Guille y Andrea no vienen, se quedan a estudiar juntos el examen de mañana. Raquel y Marcos seguramente estén discutiendo, pero apunto de llegar y Cristian y Dani vienen juntos.
Al oír el nombre del chico a Paula se le dibuja una sonrisa en la cara. Recuerda lo que Dani le decía en el privado del tuenti. Tiene muchas ganas de verla. ¿Para qué? No lo sabe. Pero, solo por el motivo de verla, ella es feliz.
-He oído que Miriam y Dani han discutido- le dice Vero a Paula.
-¿En serio?
-Sí, resulta que Dani vio a Miriam tontear con otro chico. Y, ya sabes lo celoso que es él.
-Lo sé.
-Pensaba que te interesaría esta información.
Paula gira su cabeza hacia Verónica que sonríe de forma pícara. Y eso era mala señal.
-¿Por qué iba a interesarme?
-Vamos Paula, se te nota que estás coladita por la huesos de Dani. No tienes que ocultar nada.
De repente, Paula se había puesto mas colorada que un tomate. Le daba mucha vergüenza admitir la realidad.
-¿Tanto se me nota?- le dice Paula tapándose la cara con las dos manos.
-Sí. Cuando estás con él, o incluso, cuando estamos todos no dejas de mirarle y si te pide opinión o te pregunta algo, te pones muy nerviosa. Tartamudeas, no dejas de mover las manos y te muerdes el labio inferior.
Tiene razón, y Paula lo sabe. No puede ni mirarle a los ojos durante un minuto seguido. Se pone realmente nerviosa cuando están juntos. Y, él seguramente, lo haya notado ya.
-No lo puedo evitar. Le quiero desde que lo conocí, prácticamente.
Vero le muestra una sonrisa a su amiga y le da un fuerte brazo acompañado de un sonoro beso en la mejilla. Paula se merece todo y más. Es una chica muy tímida, dulce, amable y le afecta mucho lo que digan o piensen los demás. Pero, todo eso, la hace las más especial del grupo. Todos la quieren.
-¿Él sabe algo?- pregunta Verónica- sabe lo que sientes por él.
-¡No!- salta Paula automáticamente- y nunca lo sabrá.
-¿Por qué?
-Porque Dani nunca se fijaría en una chica como yo- dice Paula dando un vuelta sobre sí misma- ya has visto con las chicas que sale. Por ejemplo, mira a Miriam, esa chica tienes dos razones por las que puede gustarle a Dani. ¡Dos grandes razones, Vero!
Verónica no podía aguantar las ganas de reír. Con la mano derecha se tapa la boca para que no se oiga tanto su escandalosa risa. Y, cuando ya pudo calmarse y hablar, se dirigió a Paula.
-Tía, eres lista, amable, inteligente, dulce, preciosa y un montón de cosas más. Cualquier tío se fijaría en ti.
-Pero a mí no me sirve cualquiera. Le quiero a él.
-Pues si solo le quieres a él, lucha por conquistarlo. Al igual que yo voy a hacer con Cristian.
-Vero, por enésima vez, nunca pasaría nada entre nosotros.
-¿Entre quiénes?- pregunta una voz al lado de las chicas.
No podía ser, Dani y Cristian habían llegado y la pregunta era de lo menos oportuna, y lo mismo pasaba con quien la había hecho. El amor de Paula.
Ahora sí que iban a tener que hablar. Y muy seriamente.



















             

4 comentarios:

  1. Oh, dios mío, qué mal!! Yo también soy como Paula, me ponga nerviosa y soy muy tímida :$
    Sigo leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy realmente tímida:( Y casi siempre me pongo nerviosa en muchos casos.
      Un beso!

      Eliminar