Google+ Followers

Seguidores

martes, 15 de enero de 2013

Capítulo: 2

                           Capítulo: 2


     -Estoy muy agobiada con los exámenes.
-Yo también, pero estudiando día a día podemos sacar el curso.
-¡Tú sacas el curso sobrada! ¡Eres de las más listas de la  clase!
Al otro lado de la línea telefónica, Paula se sonroja al oír el comentario de Andrea. Siempre ha tenido buenas notas. Muy buenas notas.
-Bueno, también tengo que decir que no he estudiado para el examen de sociales de mañana.
-¡Qué! ¡Andrea, son tres temas de historia!
-Ya lo sé Paula pero no consigo concentrarme. Siempre lo tengo en la cabeza.
-Tienes que hacer un esfuerzo- le dice Paula desesperada- Guillermo no se va a ir porque no pienses dos horas en él.
Andrea suspiraba. Conocía a Guille desde los nueve años y desde entonces se hicieron inseparables. Junto con Paula, lo hacían todo juntos. Pero pasaban los años y el grupo de amplió a ocho personas y, los miembros de este cambiaron. Cambiaron en físico, algunos en actitudes y en sentimientos. Pero no era el caso de Andrea, desde que lo vio por primera vez se enamoró de ese chico bajito, de pelo negro y ojos verdes. Y, ahora con quince años, lo que siente por él ha ido aumentando.
-No es tan fácil. A ti te pasaría lo mismo si estuviese enamorada de alguien.
Y lo está. Claro que lo está. Y también piensa en él cada minuto que pasa. Lleva tres años enamorada de Daniel. Pero, es un amor imposible gracia a un gran inconveniente llamado Miriam. La novia de Daniel desde hace dos meses.
Durante este año Dani ha salido con cuatro chicas; Elisa, Sandra, Adriana y Miriam. Y, mientras el salía con cada una de ellas, Paula sufría, lloraba en cualquier rincón porque el corazón de ese chico moreno de ojos marrones nunca le pertenecería.
Paula ya no tenía más ganas de hablar.
-Andrea, nos vemos mañana. ¿A las ocho y veinte en la puerta de tu casa?
-¡Vale! Adiós, guapa.
-Adiós, besos.
Pulsa el botón rojo de su BlackBerry morada. Se da cuenta que tiene tres WhatsApp sin leer del grupo. El primero es de Verónica:

¿Os apetece quedar para ir a ver el partido de
Cristian esta tarde?

El segundo es de Raquel:

Marcos y yo nos apuntamos.

Si venían Raquel y Marcos la tarde iba a ser movidita. Desde que el padre de Raquel y la madre de Marcos se casaron y ellos se convirtieron en hermanos, no se llevan muy bien. Pero son sus amigos y les quieren.
El tercer mensaje es de Daniel:

Yo también voy. No me lo pierdo por
nada del mundo. Ja, ja.

No sabe que hacer. ¿Va o no va? Volvería a ver a Dani, pero no es capaz de decirle diez palabras seguidas por culpa de su timidez. Siempre ha sido demasiado tímida. Le da mucha vergüenza hablar con él, le sudan las manos y tartamudea como una idiota.
Confusa deja la BlackBerry morada sobre la cama y enciende el ordenador. Teclea su clave del tuenti y entra en la red social.
La han etiquetado en dos fotos y tiene un mensaje privado de Daniel. Nerviosa, mira primero las dos fotos. En ambas sale con Verónica. Las dos son bastante parecidas, morenas, flequillo recto y una boita sonrisa. Paula escribe un comentario en las dos fotos piropeando a su amiga. Le tiembla la mano que tiene posada en el ratón mientras abre y lee el mensaje de Dani.

¿Vas a venir al partido de Cristian?
Me gustaría que vinieras, tengo muchas
ganas de verte. Besos.

¿A leído bien? ¿Dani quiere verla? ¡Sí! No puede creérselo. Siente ese cosquilleo en el estómago y esas ganas de ver esos ojos marrones que la hipnotizan.
Cierra el tuenti y apaga el ordenador. Rápidamente se tumba boca abajo en su cama, coge su BlackBerry y entre en la conversación del grupo. Ágilmente, teclea respondiendo que ella también a al partido de Cristian.  




2 comentarios: