Google+ Followers

Seguidores

sábado, 29 de junio de 2013

Capítulo: 30.

                     Capítulo: 30


Ha salido de casa a las ocho y cuarto de la mañana para recoger sus notas antes de las nueve en punto y estar en su casa de nuevo a las nueve y media. En el instituto de Hugo no obligaban a sus estudiantes permanecer todo el día en el centro, podía recoger las notas y marcharse a su casa tranquilamente.
Cuando ha llegado a su casa, se ha vuelto a vestir con el pijama de invierno y a entrado en su cama, aún sin hacer desde esta mañana temprano. Una vez dentro, alcanza con una mano su Smartphone de color azul eléctrico que hay en su mesilla de noche, al lado del primer libro de la saga de Los Juegos Del Hambre.
Revisa sus últimas conversaciones de WhatsApp. Con el dedo va deslizando la pantalla táctil del móvil, pasando cada uno de sus contactos hasta que se detiene en el de Oriana. Su última conversación fue hace dos noches y, cómo no, volvieron a discutir. Llevan un tiempo que solo discuten, siempre. Ha habido algunas veces en las que han estado a punto de romper por sus discusiones y peleas. Y siempre las empieza ella y sus celos, a los que Hugo no soporta. Su fuera por él, ahora los dos estarían cada uno por su lado, viviendo la vida que cada uno quisiera, pero no es tan fácil hacerlo como decirlo. Él conoce el secreto de Oriana, ese secreto que, aunque ella lo niegue, le corroe por dentro. Hugo fue el único que ayudó y animó a Oriana en esos momentos en los que el mundo se le venía abajo. De ahí, pasaron a estar más tiempo juntos. Pasaron días, semanas e incluso puede que algún mes, hasta que surgió lo que fue un nuevo amor para Oriana pero una simple atracción para Hugo. Lo supo desde el primer gesto de afecto hacia él, desde el primer beso, el primer abrazo…siempre lo supo, no sentía nada especial hacia Oriana. Intentó hacer todo lo posible para conseguir que le gustase, pero el corazón lleva el mando en estas situaciones. Pensó muchas veces en dejarla, pero el miedo de su participación en la muerte de Inés aún no había desaparecido y Hugo no quería empeorar su estado con una ruptura que, para ella, sería mucho más dolorosa.
Al principio, a la vista de todos, parecían una pareja ejemplar. Pero, lo que todas esas personas no sabían, era que uno de los dos fingía todo el tiempo el sentir por Oriana. Y todo empeoró cuando ella comenzó a mezclarse con gente que no es de fiar, gente que a Hugo siempre le dio mala espina. Comenzaron a ir a buscarla a la salida del instituto, de ahí pasó a sus largas salidas por la noche sin saber nada de ella, a su abandono de los estudios y, por último, a usar la droga como un tipo de medicina para curar el pasado. Pero ella no es consciente de que el pasado es una huella imborrable que te perseguirá toda la vida.
Y, aunque Hugo no sienta nada por ella más que amistad y en algunos momentos una simple atracción, se preocupa por ella. Aunque él no sea más que otros de los muchos chicos para añadir a su lista.
Su relación está muerta para él. Y, por una vez, no va a dejarse llevar por lo que hizo en el pasado. Va a terminar con esta insana relación de una vez por todas.
Entra en contactos y busca el móvil de Oriana, va a quedar con ella para aclarar las cosas. Podría terminar por vía telefónica es más, ella lo haría, pero Hugo no va a caer tan bajo.
Al tercer bip, Oriana responde a la llamada:
-Hola, Hugo. ¿Qué quieres?- dice ella desganada y sin dejar de mascar el chicle que lleva en la boca.
-Hola, ¿tienes algo qué hacer esta tarde? Me gustaría hablar contigo.
Hugo escucha como Oriana resopla al otro lado de la línea y dice algo de mal gusto en voz baja.
-No, estoy libre. Quedamos en el Rock and Blues dentro de veinte minutos.
-Está bien, Allí nos veremos-le contesta Hugo sin que Oriana lo escuche. Ella le ha colgado.


Canta la canción de Feel this moment mientras repasa en su cabeza los pasos de baile que ha creado para acompañar a la canción. Nunca se le ha dado mal bailar. Consigue bailar cualquier tipo de danza o baile. De pequeña aprendió a bailar ballet en una pequeña academia que cerró hace siete años, los mismo años que ella dejó de bailarlo. Algunas veces realiza algunos pasos de ballet en la buhardilla de su casa, pero nunca más ha participado en ninguna otra exhibición de ballet. Pero, hace tres años, decidió aprender a bailar lírico y hip-hop, hasta la fecha. Su pasión es el baile, es la única manera que tiene de expresar libremente sus sentimientos y emociones. A Gloria siempre le ha costado abrirse a los demás, es su mayor defecto. Intentar hacer lo posible por mejorar, pero no da resultado.
La canción finaliza y con ella el paso final de la coreografía. Solo queda grabarla y subirla a su blog, donde publica sus coreografías llenas de sentimiento.
Busca la cámara de vídeo y la coloca encima de una balda de una de las estanterías. Es el ángulo perfecto para grabar el baile. Deja la cámara en modo automático durante diez segundos, el tiempo justo para darle al play de la canción y comenzar a grabar. Pulsa el play y comienza a escucharse la letra de la canción y con ella el cuerpo de Gloria se mueve al compás. Al bailar siente como si volara, únicamente se deja llevar dejando que le música se apodere de ella.
-¡Gloria!- grita alguien por el pasillo.
Lucas ve que la puerta está entreabierta y puede ver como Gloria baila el estribillo de la canción. No se le da nada mal. Es su pasión. Su sueño es pisar un escenario con una de sus coreografías. Él siempre le dice que lo conseguirá, es la mejor en lo que hace.
La canción termina y con ella los pasos de la chica que se acerca a su escritorio para beber de su botella de agua.
-¡Bravo!- grita Lucas a la vez que aplaude y alaba a Gloria.
-¿Te ha gustado?- le pregunta ella recuperando el aliento.
-Mucho. Cada día lo haces mejor, prima.
-Gracias- le dice ella dándole un abrazo.
Su primo, junto con su madre, han sido los que más la han apoyado. Siempre. El resto de su familia no estaba muy satisfecha con la idea de que Gloria desease ser un bailarina profesional. Ya que no lo consideran un trabajo digno para ella. A raíz de ahí, Lucas le dio la idea de crear un blog en el que publicar sus coreografías, con la razón de que, si su familia no quería verla realizar su sueño día a día, ¿por qué no enseñárselo al resto del mundo?
-Oye prima, ¿sabes dónde está mi toalla? Voy a irme a la piscina cubierta del gimnasio a nadar un rato.
-Sí, está colgada detrás de la puerta del baño.
-Muchas gracias- le dice dándole un beso en la mejilla- Volveré antes de las seis, díselo a mi madre cuando venga.
Ella asiente, mientras que ambos se dicen adiós con la mano. Gloria lleva una semana en casa de sus tíos, va a pasar las Navidades con ellos. Sus padres van a pasar las vacaciones fuera del país por temas de trabajo en la empresa que ambos dirigen. Hay veces en las que Lucas se siente mal por ella, nota cuando los echa de menos. Él siempre intenta hacer lo posible para que ella se sienta como en su casa. Son primos, pero se tratan como hermanos.
Lucas sale de casa y se monta en la bici camino al gimnasio. Le encanta nadar. Para él la natación es como para Gloria el baile, un estilo de vida. A estas horas la piscina está vacía y eso le relaja. Pero, esta tarde, no va a estar solo.

 Hola hola:) Bueno, este capítulo no me gusta mucho, más bien es un capítulo que os va a servir de guía. Os dejo la canción que baila Gloria. Un besazo enorme:)




8 comentarios:

  1. ¡Me acabo de leer la historia y me encanta!
    Hugo es un autentico amor…es perfecto,vamos lo mas dulce que hay (:
    Y Gloria y Lucas parecen muy buenos chicos,tengo ganas de saber mas de ellos.
    Sube pronto ¿Vale? Me esta encantando.Quiero saber que pasa con Dani y Paula,Guille y Andrea…y por supuesto Vero y Marcos.
    Por cierto estoy empezando a escribir una historia ¿Te pasarías?
    http://lahistoriadehannahlachicainvencible.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:)
      Muchas gracias guapa, me encanta saber que te has podido leer la historia completa:)
      Jeje Hugo es todo un amor y...Gloria y Lucas darán mucho que desear jeeje:)
      ¡Por supuesto! Ahora mismo me paso y te sigo^^
      Un besazo!

      Eliminar
  2. ¡AAAAh! Nuevos personajes ¡Me encantan! Tienen pinta de que prometen…
    Hugo es la cosa mas adorable de este mundo,pero por su bien no puede seguir así…
    Sube pronto ¿Vale? Me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa:)
      Jeje si, la verdad es que los nuevos personajes prometen...y mucho :)
      Si<3 Hugo es todo un amor, pero toda su vida va a dar un vuelco antes de lo que esperáis jeje
      Un bestio:)

      Eliminar
  3. Heeey! :)
    ¡Ya volví de casa de mis abuelos! ^^ A si que, lo primero que hice fue entrar en blogger y ver si habías subido capítulo y, en efecto.. ¡habías subido! :D
    Awwwwwwww! Me gustan los nuevos personajes. ¡Al fin Hugo va a dejar a Oriana! (que mal me cae esa chica, enserio... >.<)
    No se porque, pero me gusta Lucas :) Me lo imagino nadando, en la picina, alksfdjsaofdjsojosf sexy *.*
    En fin,
    ¡Besitos de una loca! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María:)
      Jaja ¿qué te fue por casa de tus abuelos? Espero que muy bien:)
      Sii jeje por fin Hugo entra en razón:) La verdad es que Oriana se merece que lo dejen. A mi también me cae fatal, pero ella es asi de mala.
      Lucas = asdfghjkl *.*
      ¡Besos guapi! ^^

      Eliminar
  4. No me gusta la canción, pero si el capitulo. Uh, Oriana nunca me ha caído bien XD
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la canción no está mal, pero yo tampoco la pongo dentro de mis favoritas. Pero no se...la quise poner.
      Jeje a mi tampoco, pero tiene que haber alguien malo y que caiga mal.
      Besitos^^

      Eliminar