Google+ Followers

Seguidores

miércoles, 3 de julio de 2013

Capítulo: 31

Capítulo: 31

Tres…dos…uno… Suena el timbre que indica que son libres. ¡Fin del primer trimestre del curso y todas las vacaciones de Navidad por delante! Unas vacaciones que prometen para el grupo de amigos. Guille, Andrea, Verónica, Marcos y Raquel están esperando, en la puerta del instituto, a que la nueva pareja de enamorados se reúna con ellos.
-Chicos, prometedme que nos veremos en vacaciones. Tendremos que darnos nuestro regalo de Navidad, como todos los años- les dice Raquel a todos sus amigos.
-Por supuesto. Y este año mis regalos van a ser los mejores de todos- les dice Guille fingiendo superioridad.
-Antes tendrán que superar a los míos- le dice Raquel dándole un golpecito en el pecho con su dedo índice.
Desde hace un tiempo decidieron que, para Navidades, todos comprarían un regalo para cada uno, poniendo un presupuesto, o algo que todos pudieran disfrutar.
A lo lejos, Andrea divisa a Dani acompañado de la mano por Paula. La joven avisa a los demás del grupo que comienzan a aplaudir a la nueva pareja que se aproxima a ellos con una sonrisa permanente por partes de los dos.
-¡Pido un redoble de tambor para la pareja del año!- grita Marcos con los brazos abiertos.
-¡Cállate!- dice Paula dándole un golpe en el brazo- No quiero que nadie te oiga y empiece a ser el tema de conversación de todo el instituto.
-Hacéis muy buena pareja- les dice Raquel cuando Dani vuelve a coger la mano de Paula y tira de ella para que la chica se acerque más a él.
-Soy afortunada- dice Paula abrazándose a Dani que le besa en la frente.
-Ambos lo somos.
Es cierto. Si como amigos se apoyaban y comprendían, ahora como pareja su relación será mucho más fuerte. Son afortunados por tener ese punto a favor.
-Bueno, todo esto es muy bonito chicos, pero se hace tarde y mis padres me estarán esperando para comer- les dice Verónica.
-Sí, es verdad. Nosotros ya nos vamos- le dice Andrea a su chico.
-Resulta que…hoy no puedo acompañarte a casa- le dice Guille a Andrea que le mira con extrañeza- tengo que terminar unos asuntos con Dani.
-¿Qué clase de asuntos?- le pregunta su novia con los brazos cruzados y dando golpecitos al suelo con el pie derecho.
Dani comienza a reírse al ver la estampa de la regañina que Andrea le está echando a su mejor amigo.
-Tranquila, Andrea. Guille y yo hemos decidido que este año vamos a unir nuestro regalo de Navidad. Un regalo que todos podremos disfrutar esta tarde.
Todos los demás, exceptuando a Guille, se miran ilusos.
-¿Cómo que esta tarde? Nunca hemos dado los regalos hasta el día de Nochebuena.- les dice Marcos.
-Lo sabemos, pero no podíamos atrasar el regalo sorpresa hasta el día de Nochebuena, es imposible. Y hoy es el día perfecto para hacerlo, además de disfrutar el regalo de Guille y mío, podemos celebrar el fin del trimestre. ¿Qué os parece?
-¡Por mi perfecto! ¿Y qué es esa sorpresa?- pregunta Paula.
-Como ya ha dicho Dani, es una sorpresa.- le aclara Guillermo- Hay que estar más atenta en escuchar a tu pareja, ¿eh, Paula?
Paula le hace una mueca sacando la lengua mientras su amigo le golpea cariñosamente el hombro. Siempre le ha gustado meterse con ella, le divierte.
-Y, ¿solo vamos a ir nosotros?- pregunta Vero mientras los demás la miran desconcertantes- Quiero decir, ¿Cristian no va a venir?
Dani y Guille se miran al instante. ¡Cristian! No habían contado con él. Desde que decidió vivir su vida sin importarle la de los demás, si ha ido alejando un poco del grupo. Todas las tardes, cuando vuelve del instituto con Marcos y Raquel, desaparece sin dar explicación. O eso es lo que ellos dicen.
-Seguramente esté ocupado- dice Andrea desganada. No le gusta nada que Cristian pase del grupo como si nada. Son sus amigos, o eso pensaban.
-Podemos probar a llamarle.- les dice Vero insistente. Tiene muchas ganas de verle. Desde que habló con Marcos la otra tarde, tiene más confianza de que surja algo entre ellos. Aunque, por las caras de los demás, ninguno parece muy convencido con la idea. Y mucho menos Marcos que no tarda en hablar.
-¿Para qué? ¡Para que nos diga que tiene otros planes con vete tú a saber con qué gente! Cristian ha cambiado, Vero, pero no te quieres dar cuenta. Sigues encaprichada con el viejo Cristian, pero se transformado en una persona completamente distinta.
-Marcos, nadie puede cambiar en tan poco tiempo, y…- reprocha Vero hasta que es interrumpida por Marcos de nuevo.
-¡Claro que puede ser! ¡El problema es que no te entra en la cabeza! ¡Joder, a saber cuánto tiempo lleva queriendo cambiar y que ha hecho que cambie! Porque conocemos a Cristian, y él no cambia así como así. Ha tenido que pasarle algo muy gordo para que actúe de esta forma.
No podía más. Llevaba todas esas palabras reprimidas en el pecho durante mucho tiempo. No era bueno para él el seguir guardándolas. Ha dicho todo lo que piensa, y podría continuar. ¡Cómo es que no lo ve! Lleva enamorado de ella desde hace un año y ha hecho todo lo posible para que ella, por sí sola, se dé cuenta de lo que le pasa a Marcos con ella. Pero no ha servido de nada, ni siquiera gritándolo a los cuatros vientos, ella no se enteraría de nada. Tiene los cinco sentidos fijos en Cristian. Vive por y para él, mientras que Marcos siente como las palabras que Verónica pronuncia cuando habla de Cristian se clavan como puñales en lo más profundo de su corazón.
-Pero eso no es lo que más me molesta, ¿sabes?- continúa Marcos. Nada ni nadie le va a detener en sus palabras- De todas formas, Cristian puede hacer lo que quiera con su vida, por algún motivo le pertenece. Lo que me molesta es que tú solo tengas ojos para él, que llores prácticamente todas las noches abrazada a tu almohada porque ese idiota no se da cuenta de lo que se está perdiendo al tenerte a ti en cada momento porque, aunque juntos no seáis nada, te duele como si lo fuerais. Y eso a mí me destroza por dentro.
Verónica escucha atenta todas las palabras que su amigo tiene para decir. Nunca le había oído hablar así. De esa forma puede llegar a imponer.
-Marcos, ya hemos hablado de eso…- le dice ella con la voz entrecortada intentado calmarle.
-Lo sé- le corta tajante- pero parece que nunca queda claro. Cristian no es el único, ¿de acuerdo? Hay muchos más tíos en el mundo. ¡Millones, Vero! Y uno de ellos es el chico perfecto para ti, tu media mitad.
Marcos mira al suelo, es la primera vez que lo hace desde que comenzó a hablar. ¿Esto es una segunda oportunidad? El destino le ha otorgado otra oportunidad para dar luz a sus sentimientos hacia Verónica. Pero, ¿tienes qué decirlo ya? ¿Ahora? ¿Delante de todos sus amigos? Ellos no saben nada de lo que siente, únicamente lo sabe Raquel. Ella lo haría, le contaría todo a Cristian si él estuviera delante. Y, seguramente, animaría a su hermano a dar ese paso que tanto le cuesta. “¡Ánimo, Marcos” eso es lo que los ojos de Raquel expresan en este momento que está mirándole.
-Y…puede que tu media naranja está más cerca de lo que crees- le dice Marcos acercándose un poco más a Vero.
¡Ya lo tienes! ¡Solo tienes que…besarla! ¡Eso es, Marcos! ¡Bésala! Un beso, un simple beso puede explicar todos tus sentimientos en dos segundos. Menos de lo que podías llegar a pensar.
Marcos ve como Vero da unos pasos para atrás y abre la boca para hablar.
-¿A quién te refieres, Marcos?
“¡A mí! ¡Vamos, Vero, no es tan difícil! Incluso me he acercado a ti como señal” piensa Marcos. “Me rindo. ¿Para qué sirve confesar todo lo qué siente? De todas formas, ella no siente nada por él. Confesarle que la quiero sería inútil. Admítelo Marcos, eres un cobarde. Y eso te perseguirá siempre.”
-A nada, déjalo.- le dice a Verónica alicaído y rendido. Es una batalla perdida, imposible de ganar. Ahora toca retirada.
Sin decir nada más, carga con su mochila al hombro y camina dándoles la espalda a sus amigos, que siguen asimilando todo lo que acaba de pasar.
Marcos no quiere volver la mirada atrás, lo que ha pasado ya forma parte del pasado. Y, lo mejor para Marcos es que, Verónica pertenezca a ese pasado. Borrón y cuenta nueva.
-¡Marcos, espera!- le grita Raquel que viene corriendo hacia él- ¿Qué te ha pasado?
-Raquel, déjalo tú también, ¿vale? No quiero hablar más del tema. Me voy a casa- le contesta Marcos dándose la vuelta para volver a caminar.
-Marcos…- le dice su hermana agarrándole del brazo.
-Dile a los demás que no me esperen esta tarde, que se lo pasen genial por mí- le dice él cabizbajo y zafándose de la mano de su hermana.
Ahora camina más rápido, sin que nada lo detenga. Todo ha terminado para él. Ahora tiene que intentar olvidar, comenzar de cero.
Raquel ve a su hermano desaparecer entre los adolescentes que salen de otros institutos de alrededor. Se da la vuelta para darle la noticia de que Marcos se quedará en casa esta tarde a sus amigos.
-Chicos, Marcos no vendrá  esta tarde con nosotros. Me ha dicho que nos lo pasemos genial por él- dice Raquel desanimada. Al terminar de hablar vuelve su cara y clava sus ojos oscuros en los de Vero.
-Muchas gracias por arruinarle la vida- le dice Raquel.

Y se va, sin previo aviso. Dejando como esas palabras se clavan en Verónica. En pocos minutos se ha convertido en la culpable de lo que le pase a Marcos, y, lo peor de todo, es que no sabe por qué.









Huuoolaas mis pequeños lectores:)
No se que me pasa, pero este capítulo no me ha convencido mucho. No se que os parecerá a vosotras. Prometo que el siguiente será mucho más interesante e importante para la novela.
¿Sabéis qué? Jeje en teoría tendría que haber subido este capítulo mañana, pero estuve ayer bastante rato por la noche intentado avanzar un poco para hoy terminarlo y subirlo:)
Os dejo esta canción de Brunos Mars:) Me enamora este chico<3


11 comentarios:

  1. Buenas! :3 (Primera en comentar)
    ¿Y decías que este capítulo no te convencía? :OOOO
    Pues a mí, sinceramente me ha encantado *.* Sobretodo cuando Marcos se desahogó, soltando todo lo que pensaba. Enserio... ¿Cómo Vero no puede darse cuenta? Aunque también, si a ella no le gusta él, tampoco puede hacer nada. El amor es algo demasiado complicado, nos enamoramos de la persona que no nos conviene (bueno, no siempre).
    ¡Cuál será la sorpresa de Guille y Dani? Jo! ¡Ahora tengo mucha curiosidad! >.<
    Kisses! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! :3
      Jooo:) me alegro muchísimo de que te haya gustado el capítulo^^
      La verdad, es que Vero está muy pillada por Cristian. Pero alguien le hará darse cuenta de que vale la pena abrirse al mundo y olvidar lo que te hace sufrir. No puedo decir más jeje.
      ¡Chan-chan! Jaja te prometo que la sorpresa de Guille y Dani no dejará indiferente a nadie.
      Muchos besos guapi!

      Eliminar
  2. Me encanta!! Pobre Marcos...es tan mono!! He decidido que Raquel me cae mal hahaha y Cristian...es cristian? si lo pasas mal apoyate en tus amigos,en fin. Que me ha encantado y que sepas que para demostrarte como me gusta estoy gastando mi internet del móbil para esto eh :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:)
      Jaja pobre Raquel no le hagas eso jajaja :) Bueno...Cristian en realidad no es él.
      :0:0 Dios mio jeje pues si que te tiene que gustar mi historia:) Muchas gracias guapa!
      Un besazo!

      Eliminar
  3. Siento no comentar antes pero llevo unos dias liadisima.Paula y Dani son adfghhjgc,Marcos es mejor chico del mundo y yo ya quiero ver la sorpresa...ojalá vaya Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Smile ;)
      No te preocupes, lo importante es que has podido comentar y leer el capítulo.
      La verdad es que Marcos se merece el cielo:)
      Chan-Chan! En el siguiente capítulo se descubre la sorpresa.
      Besos:)

      Eliminar
    2. Pues no tardes mucho en subir eh ;)

      Eliminar
  4. Oh, bueno. Tampoco es para echarle la culpa a Veronica... peor igual, que se sienta culpable. POBRE CHICO! D: hahahaha. Me gusto el cap, me agrada eso de que acaben las clases. A mi me falta un re.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero Raquel y ella están enfadadas y Raquel se lo reprocha.
      Si, pobre Marcos...pero todo se solucionará jeje =)
      Yo por fin tengo verano! :D
      Besitos:)

      Eliminar
  5. Jope, yo quiero que Verónica se dé cuenta ya de que Marcos le quiere, no puedo verle así de mal :(
    Me ha gustado el capítulo, la novela es muy buena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte a comentar:) Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios:)
      Un besazo y gracias!

      Eliminar