Google+ Followers

Seguidores

martes, 9 de julio de 2013

Capítulo: 32

                                                        Capítulo: 32


Quedamos dentro de media hora en la puerta del polideportivo. Traeros bañador y toalla. Con estas pistas ya podéis deducir cual va a ser nuestra sorpresa.

Este mensaje lo mandó Daniel por el chat de grupo de WhatsApp hace más o menos una hora. ¡Se van a la piscina! ¡En puro Diciembre! Verdaderamente es una auténtica sorpresa. Paula no se esperaba menos de dos chicos como Guille y Dani. Juntos son como una bomba. Siempre se les ocurren las ideas más locas para hacer con sus amigos. Son uña y carne, comparten todos sus buenos y malos momentos, como los buenos amigos que son. Pero, el peor de los dos es Dani. Es una caja de sorpresas, nunca sabes por dónde aparecerá o lo hará. Esa es una de las cosas que, a Paula, más le gusta de él. Y, lo que ha ocurrido esta mañana, le demuestra que nunca dejará de sorprender.
Cuando ha llegado a casa ha vuelto a pellizcarse el brazo varias veces, desenado que lo que está empezando a vivir no fuese un sueño. Y lo es, es un sueño hecho realidad del que  no quiere despertar. Paula permanecería toda su vida en él. Dormida entre los brazos de Dani mientras viven juntos una historia que solo acaba de comenzar.
Un pitido procedente de su BalckBerry le avisa de que ha recibido un mensaje. Lo abre y sonríe.

Perdóname por no haber podido acompañarte hasta tu casa al salir del instituto, pero Guille y yo teníamos que acabar de organizar todo para esta tarde. Quiero verte, si pudiera, ahora mismo llamaría a tu puerta para poder abrazarte. Así que, ¿por qué no me abres la  puerta?

Y suena el timbre de la puerta. “No puede ser” piensa ella caminando hacia la mirilla de la puerta de su casa. Se pone de puntillas y observa a través del agujero. Y, tal y como decía el mensaje, Dani está al otro lado de la puerta.
Paula no da crédito a lo que está viendo. Sin hacer ruido, se aleja de la puerta y camina rápido hasta su habitación y se mira en su espejo. Tiene el pelo alborotado y la camiseta arrugada. Rápidamente, saca su camiseta favorita del cajón y se peina un poco el cabello con los dedos.
El timbre vuelve a sonar.
-¡Ya voy!- grita Paula caminando nerviosa por el pasillo. Respira hondo y abre la puerta.
-¡Hola preciosa!- saluda Dani dándole un beso cortito en los labios. Lleva la mochila con todo lo necesario para esta tarde.
-¡Hola! ¿Qué haces aquí? Aún no es hora de la gran sorpresa.
-Tenía muchas ganas de verte- le dice Dani rodeando la cintura de Paula con sus brazos- ¿Tú a mí no?
-Sí, claro. Pero no me esperaba que estuvieras aquí tan pronto.
-¿No has leído mi mensaje?
-Sí, pero no me esperaba que estuvieras detrás de la puerta.
Dani la mira poniendo ojitos y se acerca a su oído para susurrarle:
-Si quieres me voy.
-¡No!- salta Paula automáticamente- Ya que has venido será mejor que te quedes.
Daniel le sonríe y le acaricia la mejilla mientras ella cierra los ojos. Los vuelve a abrir y él sigue sonriendo. Paula le agarra de la mano y lo conduce hasta su habitación.
-Está un poco desordenada-le dice recogiendo un poco el suelo de su habitación.
-¿Te preocupas de que esté desordenado?- le pregunta él con una pequeña risa.
-Yo…es que…bueno…yo…- balbucea Paula nerviosa. A la vez que intentaba gesticular alguna palabra, Dani se iba acercando más a ella. Paula, sin darse cuenta, comienza a morderse el labio inferior, como cada vez que se pone nerviosa. Dani vuelve a sonreír y, con el dedo pulgar, le acaricia el labio inferior de manera que le impedía volver a mordérselo.
-¿Te pongo nerviosa?- le pregunta en un susurro.
El momento que está viviendo no le permite pronunciar a Paula ni una sola palabra de su boca. Se limita a asentir con la cabeza.
-¿Por qué? Soy yo, Paula, el de siempre. Solo que ahora intentaré estar a menos centímetros de ti, procurando hacerte feliz.
Paula traga saliva.
-Puede que sea esa la razón de mis nervios.
-Pues habrá que solucionar eso, ¿no crees?- le dice Dani rozando sus labios sin llegar a besarse.
Paula no resiste más y es ella la que le besa. Sin previo aviso, ni permisos. Lo hace, necesita hacerlo. Probar sus labios una vez más.
Durante el beso, Dani se separa de Paula y se lleva la mano a su labio, quejándose por el dolor que le causa su herida.
-¿Qué ocurre?- la pregunta la joven asustada.
-Es la herida, aún me duele un poco- le responde aún con la mano sobre la herida y mirando el rostro de su novia. Se le nota que está preocupada, seguramente piense que ha sido culpa suya- Pero no te preocupes, no ha sido culpa tuya- le dice agarrándole la mano y tirando de ella hacia él.
-Si no te hubiera besado no habría pasado nada- le dice Paula cabizbaja.
-¡Eh!- le alerta Dani- Créeme, tus besos es lo que menos daño me hace.
Esta vez es Dani quien se acerca a Paula para besarla, pero el resultado no es el que esperaba. Paula tiene miedo de volverle a hacer daño y se aparta.
-Primero dime lo que te ha pasado para tener el labio así- le dice ella preocupada.
Dani suspira y comienza a narrarle todo lo ocurrido la anterior noche en el encuentro con su padre. Los gritos, los golpes, le llegada de la policía…todo. Paula escucha muy atenta, sin perderse ni un solo detalle de la que el joven le cuenta. Fue muy valiente al enfrentarse a su padre, aún sabiendo que tenía todas las de perder.
-Y eso fue todo lo que pasó- termina él.
De repente, a Paula le viene a la mente el beso en el patio del recreo de esta mañana. Puede que también haya sentido la herida.
-Y, el beso de esta mañana, ¿te ha dolido?
Dani la mira, clavando sus ojos en los de ella. Se nota como le preocupa todo lo que a él le pase. Le quiere, y Dani no tiene ninguna duda sobre eso.
-Sí.
-Y, ¿por qué no te has apartado?
-Porque era tú momento, tú primer beso. Algo que nada, incluido el dolor de mi golpe, podía estropear.
Paula le mira y le regala una pequeña sonrisa. Los ojos de Dani se han puesto vidriosos a la vez que hablaba sobre su padre y llenos de un brillo especial cuando hablaba de ella. La situación que su padre creó en su casa le afectó mucho. Ella lo sabe. Fue una de las muchas personas que le ayudaba a salir adelante cada día. Sintiendo su ira en el corazón, y sus lágrimas en el hombro.
Con una mano, Paula le acaricia la mejilla, intentando no rozar sus labios para evitar el dolor.
-Eres muy buen chico, Dani. Nunca lo olvides.
Y le abraza. Lo abraza como esta mañana en el instituto. Apoyando su cabeza sobre el pecho de Dani mientras él le acaricia la nuca. Puede escuchar los latidos de su corazón. Rítmicos, lentos y confortables. Le relaja escucharlos.
El pitido del reloj digital de Dani les avisa de que ya son las cinco de la tarde y rompe el abrazo. En media hora han quedado en el polideportivo con todos los demás.
-Será mejor que nos vayamos ya- le dice Paula.
-Sí, ¿tienes todo preparado?
-Claro- dice ella cargándose una mochila roja y negra al hombro. Dentro lleva el bikini y la toalla.
Salen del cuarto, atraviesan el pasillo y salen de la casa cerrando la puerta con llave. Bajan las escaleras y, cuando llegan a la calle, Dani coge la mano de Paula y se encaminan al lugar de quedada.
Va a ser una tarde que no dejará indiferente a nadie.












Hello principesas/os:) Aquí os dejo el capítulo 32, no cuento la sorpresa pero podéis averiguar claramente cuál es^^
Os dejo una canción que me encanta:) Un besazo a todos<3


8 comentarios:

  1. Wow me ha ENCATADO!
    Sin mentirte,todavía no he pillado la sorpresa,y no es por nada,simplemente es por que estoy tan feliz por Dani y Paula,que estoy tan atenta a ellos,cuando es su escena.
    Y ¿ERES DIRECTIONER?
    Porque yo siiiii!
    Y "little things" es una de mis favoritas!
    Y me ENCANTA "They don't know about us".Esa me fascina!
    Bueno cuidate mucho,mucho,mucho,muchoooo!

    ¡Kisses Preciosa! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa:)
      Jeje no pasa nada, en el siguiente capítulo ya se desvela cuál será la sorpresa.
      Jeje bueno, One Direction me gusta, no se me podría llamar Directioner, pero sus canciones me gustan. Aunque no es el único grupo que escucho jeje.
      Little things es una canción preciosa, me encanta su letra:)
      Muchísimos besos guapa!^^

      Eliminar
  2. ASDFGHJK Que mona es Paula haha es muy tierna y Dani bueno *_* hahaha es ADORABLE así en mayúscula.El capítulo ha sido perfecto.¡SUBE MUY MUY PRONTO ¿VALE?!
    Me encanta esa canción :)
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Paula es todo amor, al igual que Dani. Si es que están hechos el uno para el otro <3
      Muchas gracias por decir eso de mi capítulo, de verdad! :))
      Un besazo^^

      Eliminar
  3. Heeeeeeeey!
    ¡Guille y Dani están fatal! ¿Se van a bañar en pleno diciembre? (bueno, a no ser que sea una piscina cubierta o algo de eso...jajaja)
    AAAAAAAWWWWWWWW ¡Qué monos que son Paula y Dani! Me encanta como se preocupa Paula por Dani :333
    ¡Besooos!
    PD: Pronto el siguiente, PLEASE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María:)
      JAJAJA oooohhh seeeeeeeh no pueden estar peor de la cabeza. Jaja tranquila la piscina será cubierta...Están locos, pero no son masocas jjajajaja:)
      Paula quiere mucho a Dani y que se preocupe por él es realmente adorable.
      Ya estoy empezando a escribir el siguiente:)
      Muchos besitos guapa^^

      Eliminar
  4. "Quiero verte, si pudiera, ahora mismo llamaría a tu puerta para poder abrazarte. Así que, ¿por qué no me abres la puerta?"

    ESO ME MATO!
    Me encanta, me encanta, me encanta♥
    Este capítulo es precioso, realmente precioso. Escribes de una manera muy unica, es facl comprenderte y aun así, es muy buena tu novela♥
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase me salió del alma jeje no me quedó mal jaja bueno, vale dejo de piropearme.
      Jo, muchas gracias guapa<3 Lia vas a hacer que me ponga roja como una tomate jjeje. ¡MI MILLONES DE GRACIAS^^!
      Un besazo;)

      Eliminar