Google+ Followers

Seguidores

lunes, 10 de junio de 2013

Capítulo: 27

                             Capítulo: 27

Se siente un idiota, un completo idiota. Eso es lo que su mente no le deja de repetir desde que abandonó la casa de Verónica. Pero, su corazón no deja de repetirle que es un cobarde. Y es cierto, se ha comportado como tal.
I don’t want to miss a thing de Aerosmith suena en su habitación desde hace más media hora. Es la canción perfecta para describir lo que siente. Decepción, desilusión…frustración.
El enseñarle sus dibujos había sido un buen comienzo, podía haberle confesado todos sus sentimientos, pero no lo ha hecho. Y esto ha ocurrido porque, esa tarde fría de diciembre, el miedo se ha apoderado del cuerpo de Marcos.

-Verás, la de la mayoría de mis dibujos eres tú porque…- intenta explicarle a Vero.
Está muy nervioso, le sudan las manos y sus piernas le piden que salga de esa habitación corriendo lo más rápido que pueda. Pero tiene que echarla valor y enfrentarse a ese miedo que le aferra. El miedo de expresar lo que siente. ¡Vamos Marcos, es Verónica! ¡Tu amiga! La que siempre te ha sabido escuchar y entender. La única que lo ha podido hacer. Llevas esperan este momento mucho tiempo, demasiado tiempo. ¡No te eches atrás ahora! ¡Ya estás muy cerca!
-¿Estás bien, Marcos?- le pregunta ella preocupada- Te has puesto un poco pálido.
-Sí, estoy bien. Verás desde hace un tiempo decidí dibujarte porque quería tenerte más cerca todos los días, poder verte cada minuto, aunque solo fuese a lápiz.
-Pero, ¿por qué? Ya sabes que tú me vas a tener ahí siempre. Eres mi mejor amigo.
-Lo sé, te dibujo por…
Marcos no termina de decir la frase clave de esa tarde. Una tarde que debería de ser única y muy especial para él.
-¿Sí?- le anima ella a confesar todo.
-Porque…eras la persona idónea para dibujarte, y para que yo practicase los retratos. No son mi punto fuerte. Pensé que como eres mi amiga no te importaría que lo hiciera sin tu permiso. Perdóname si te he ofendido.
Y sin previo aviso, Verónica comienza a reírse de forma escandalosa.
¿Por qué se ríe? A Marcos no le hace ninguna gracia lo que acaba de pasar. Acaba de desperdiciar una oportunidad de oro para confesar absolutamente todo. El miedo le ha ganado la batalla, como muchas otras veces lo ha hecho.
-Pero cómo me vas a ofender con eso, Marcos.-le dice Vero cuando ha terminado su risa.- Pero, ¿por qué yo? Quiero decir, hay muchas más chicas ahí fuera para dibujarlas.
-Pero ninguna es como tú- dijo él intentando arreglar un poco la situación.
-Eso lo dices porque eres mi amigo.
-No- comienza a decirle Marcos. Si no puede contarle todo, por lo menos que una parte salga a la luz- Mírate Vero, eres hermosa. No tengo motivos como para no dibujarte.
De repente, Verónica mira cabizbaja al suelo.
-No soy tan guapa, Marcos. Si lo fuera tendría a mil tíos detrás y no los tengo.
-Piensas que para ser guapa hay que tener a un montón de chicos detrás de ti todo el día. Eso no es así, Vero. Aquel que solo se fije en el exterior, no merece la pena. Ni para ti, ni para nadie. Lo mejor y lo más bello de una persona está en su interior. Pero, tú eres perfecta tanto por dentro como por fuera.
-¿Entonces por qué estoy sola?- dice ella con los ojos vidriosos.
-Porque aún no ha llegado ese chico que te haga sentir. Pero puede estar más cerca de lo que crees.
“Vero, soy yo. Yo soy ese chico”- pensaba Marcos. ¡Venga, tienes una segunda oportunidad! ¡Díselo! ¡Idiota, venga díselo! El miedo vuelve a ganar este nuevo asalto que, puede haber sido el último.
-Entonces… ¿crees qué puedo tener alguna oportunidad con Cristian? ¿Poder ser algo más que amigos?
¡No! ¡Eso no! Quería haber escuchado cualquier cosa menos el nombre de su amigo. Por una vez quiere ser él el protagonista, el que se lleve a la princesa del cuento… Pero no. Desde siempre, Cristian ha tenido que estar por delante de él. La cae bien pero, hay veces que le saca de sus casillas. Se cree el mejor de muchos, y que puede hacer lo que quiera con los sentimientos de los demás. Manejarlos
como si fueran simple marionetas. Marcos tiene miedo. Tiene miedo de que consiga manejar los de Verónica y de que ella se deja manipular por él.
-¿Eso es lo que tú quieres de verdad?- le pregunta Marcos.
-¡Claro! Llevo pillada por él desde hace mucho tiempo. No pienso dejar escapar cualquier oportunidad que se me presente.
Ya está. Esa era la frase. Ahora, Marcos sabe que no hay nada que hacer, simplemente intentar olvidar.
-Bueno, tengo que irme, ya se me hace tarde- die él desganado y mirando su reloj.
-Vale. Nos vemos mañana- le dice Vero mientras le da dos besos y un abrazo. Un abrazo, para la suerte de Marcos, de amigos.
Y desde que cruzó la puerta que separaba la casa de su amiga con la calle, Marcos no ha vuelto a hablar con nadie. Sumido en sus pensamientos y buceando en su soledad. Así lleva el joven una hora en su habitación, con la puerta cerrada y la música a todo volumen. Marcos se lleva las manos a la cabeza. No deja de pensar en que ahora mismo, la chica de sus sueños estará pensando en aquel que algún día lo llamó amigo en quién confiar. Y es que, a partir de ahora, no se puede fiar de Cristian. Le duele perderle como amigo, pero más le duele el saber que la chica con la que sueña cada noche ahora mismo pensará en Cristian y no en él. Eso le pasa por ser un cobarde.
Suspira y termina por dejarse caer boca arriba en su cama. Solo puede olvidar. Olvidarla a ella y a la marca que le ha dejado en su corazón, esa marca que parece imborrable. Tiene que ser fuerte. En el fondo hay algo que le dice que puede hacerlo. ¿Cómo? No lo sabe, ahora solo quiere dormir. Así que, mañana será otro día.

 



Principesas^^ Qué tal? Bueno bueno aquí os dejo el siguente capítulo. ¡Espero qué os guste! :))
PD1: Os dejo una canción que me encanta, pero sobretodo me encanta ella:)



PD2: Por cierto, ¡por fin tengo TWITTER! jajajjaa os lo dejo por si me queréis seguir y así os sigo yo también:)
Mi Twitter es: armen16_maria 

Besooooooooos<3









8 comentarios:

  1. ¡Bueenas! :33
    AAAAAAAAAAAAAAA, ¡ESTÚPIDA TENTACIÓN! Me he adelantado algo de tu historia jajaja
    Me quedé leyendo por el capítulo 22 y bueno...Al ver que habías subido me entró curiosidad y lo leí... ¡Ahora ya sé lo que pasa en casa de Vero! :OOO
    Enn fin,
    Un beso! Voy a ver si termino de leerme lo que me queda de capítulos :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa:)
      Jajaaja no pasa nada:)) solo espero que te haya gustado el capítulo nuevo jeje. Jajajaja
      Un besito^^

      Eliminar
  2. POBRECIIITO :S
    No me gusta que esté así ni que quiera romper su amistad con Cristian...
    Jo Marcos y Vero son tan monos...
    Sube pronto :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holis:)
      Si, bueno...:$
      No es que la quiera romper simplemente no confía en él tanto como antes. A lo largo del libro se irá descubriendo:)
      Besos^^

      Eliminar
  3. Oh, voy a llorar. Pobrecillo, vale, ahora comprendo como se han sentido todos mis antiguos mejores amigos...
    En fin. Me encanto el cap, aunque me siento realmente mal por Marcos, tonta de Verónica XD jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa^^
      Si...pero dicen que despúes de la tormenta viene la calma:)
      Jejeeje
      Besitos:))

      Eliminar
  4. Buf, me he leído 27 capítulos en una tarde, esta historia me ha enganchado muchísimo, y tu forma de escribir me ha recordado a Francisco de Paula, "Blue Jeans", mi ídolo :)
    Escribes muy bien, estoy deseando seguir leyendo la historia!
    ¡Un beso muy muy muuuuy grande! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Jo, es un honor que me compares con él. También es uno de mis mayores ídolos:)
      ¡Muchas gracias guapa!
      Un besazo enorme!!

      Eliminar