Google+ Followers

Seguidores

domingo, 2 de junio de 2013

Capítulo: 26

Capítulo: 26


Su madre llegó hace una hora cargada con bolsas de la compra. Dani y su abuela le ayudaron a descargar el contenido de las bolsas en los armarios correspondientes mientras que Tamara terminaba sus deberes. Su madre les intenta hacer creer que está bien pero, hace mucho tiempo que no lo está. Antes su rostro radiaba felicidad en cualquier momento, siempre intentaba sacar el lado bueno a las cosas negativas y oscuras. Ahora finge esa felicidad.
-¿Cómo está tu hermana?- le pregunta a Dani a la vez que guarda unas cuantas latas de conserva en un pequeño armario.
-Bien…hoy ha llegado muy contenta a casa. Ha sacado un sobresaliente en su examen de inglés.- le dice Dani a su madre- Estudió mucho para que tu estuvieras orgullosa de ella.
-Seguro que si…-le dice su madre con la mirada perdida y en tono desganado.
-Pero, ¿sabes qué? Está noche volverá a venir llorando a mi cama, asustada, mientras que la persona a la que más admira finge estar bien y feliz cuando no es así. Cuando sufre por los golpes y amenazas de un capullo que no se merece el volver a poner un pie en esta casa. Porque ese miserable no vale nada, y yo me avergüenzo cada día más, de ser una parte de él. ¡Pero una parte que no le importa nada desde hace mucho tiempo!
-Daniel, baja la voz o te oirá tu hermana.
-¡Eso es lo único que te importa! ¡Qué Tamara nos escuche! ¡De verdad piensas que ella no sabe nada! ¡Llora todas las noches porque su madre sufre amenazas todos los días! Por Dios mamá, abre los ojos. La policía está para algo, te puede ayudar. Te puede volver a hacer sonreír. No sabes lo duro que es, tanto para Tamara como para mi, el ver que no eres capaz de mirarnos a los ojos mientras nos hablas. El ver cada mañana las nuevas marcas y golpes que ese miserable te deja solo por puro placer, sin razón alguna.
-Hijo- le dice ella mirándole por primera vez a los ojos- te prometo que esto terminará pronto.
-¡Eso es lo qué siempre dices mamá! Pero nunca termina, solo aumenta cada día más y más.
Dani termina de hablar y se queda mirando a su madre que no puede contener las lágrimas.
-Pero, si tú no vas a hacer nada, yo me voy a encargar de terminar con todo esto- le dice su hijo.
Su madre termina de enjugarse las lágrimas con un pañuelo de papel arrugado, que se cae al suelo cuando su hijo termina de decir las últimas palabras.
-No te lo permito, Daniel. Tú padre ha perdido el control de sus actos, no me quiero imaginar lo que te puede llegar a hacer. Sus golpes me duelen, pero más me dolerían los que te propiciara a ti.
Nuevamente vuelve a llorar desconsoladamente, solo que esta vez se cubre la cara con las manos. Dani corre a abrazarla y le promete que no le va a pasar nada, porque aunque ese hombre se haya convertido en un monstruo, no deja de ser su padre.
-Hijo, siento mucho todo lo que os estoy haciendo pasar- le dice su madre con la cabeza apoyada en el hombro de Daniel.
-No hay tiempo para lamentaciones. Mamá, estabas asustada, la situación te mantenía en ese estado. Pero te juro que esta noche todo terminará y volverás a dibujar en tu cara esa sonrisa que tanto nos gusta ver a Tamara y a mí.
Se separaron de ese abrazo, su madre intentó replicarle algo a Dani, pero este se lo impidió negando con la cabeza. Ya es hora de que vuelva la alegría y el color a la familia.


-Solo faltan unos pocos minutos para que llegue tu padre.-le dice la abuela de Daniel al muchacho.- ¿Estás seguro de lo qué vas a hacer?
-Completamente. Ya es ahora de terminar con esta tortura.
-Dani, ¿qué vas a hacer?- le pregunta Tamara extrañada.
Daniel se levanta de la cama dónde estaban sentados él y su abuela y si agacha delante de su hermana pequeña.
-Voy a terminar con todo esto, pequeña. Voy a hacer que todo vuelva a ser como antes.
-Pero yo no quiero que te pase nada- le dice la niña asustada.
-No va a pasarme nada, Tamara. Te lo prometo. ¿De verdad crees que voy a dejar que me haga algo?
Tamara mueve despacio la cabeza de un lado a otro.
-¿Tienes miedo?- le pregunta la pequeña a su hermano.
Dani no se esperaba esa pregunta. Tiene que aparentar ser fuerte ante la situación que le va a tocar vivir, pero no puede negar que le miedo se le está apoderando por dentro.
-No, bueno, puede que un poco, pero pronto se me pasará.
Tamara se queda un rato pensativa hasta que se acerca a su mesilla de noche y coge una pulsera de tela de color azul con su nombre escrito con pintura blanca.
-Toma, quiero que te pongas esto- le dice ella mientras ata la pulsera a la muñeca de Dani.
-¿Por qué me la das?
-Para que te proteja. Esta es mi pulsera de la suerte. La he llevado durante el control de inglés y he sacado muy buena nota, seguro que a ti también te sirve.
El joven mira a su hermana pequeña y la abraza sin que ella se lo espere.
-Te quiero, pequeña- le dice mientras nota como las pequeñas manos de Tamara le rodean con más fuerza su cuello. Cuando el abrazo termina, Daniel mira su reloj.
-Será mejor que Tamara y tú vayáis ya a mi habitación, abuela. Y recuerda, cuando oigáis el sonido de la llave abriendo la puerta, llamad a la policía. Ellos no tardarán en venir aquí.
La abuela de los hermanos agarra a la pequeña de la mano y se alejan de Dani mientras Tamara le mando un beso con la mano a su hermano. Ahora solo toca esperar a que llegue su padre.
De pronto, Dani escucha el sonido de la llave intentando abrir la puerta. El miedo se ha apoderado de él por completo, pero ya no hay tiempo para echarse atrás. Cogiendo aire por la nariz sale de la habitación de su hermana y comienza a andar por el pasillo. Cuando llega al comedor, puede ver como su padre le da una largo trago a una botella de whisky que ha cogido del armario.
-¿Dónde está tu madre?- le pregunta nada más verle.
-No lo sé.
Su padre deja la botella de alcohol sobre la mesa dando un fuerte golpe.
-No te lo volveré a repetir chaval, ¿dónde está tu madre?
Esta vez Dani no responde, solo se queda inmóvil con los pies pegados al suelo.
-¡Dónde está!- chilla su padre mientras golpea la cara de Dani con la palma de la mano. Mientras el chico se recupera del golpe, su padre intenta salir del comedor, pero Dani se lo impide agarrándole el brazo.
-¿Cómo puedes ser tan despreciable? ¡Qué pasa! ¡Lo único qué sabes hacer es pegar a tu supuesta mujer y a tu hijo! No eres nada, me doy asco solo de pensar que soy parte tuya. Pero yo no voy a hacer como mamá no voy a aguantar tus golpes y amenazas.
-¡Cállate!
-Me das asco. ¿Te crees qué por un simple golpe en la cara me vas a dar miedo?
Ese comentario enfurece mucho más al padre de Dani que le pega un puñetazo en el labio inferior a su hijo. La potencia del golpe hace que Dani caiga al suelo. Esta vez, le sangra el labio. Y, aun dándose cuenta de la sangre, el padre del joven se abalanza sobre Dani. Ambos forcejean en el suelo, hasta que la puerta de la entrada se abre de golpe. La policía acaba de llegar.
-¡Eh! ¡Levántese y deje en paz el chico!- dice uno de los policías mientras que el hombre se levanta con las manos en alto- Creo que te vas a venir a pasar un tiempo con nosotros.
Dani consigue levantarse del suelo.
-Tranquilo chico- le dice otro de los policías- tu abuela nos lo ha contado todo. Este hombre no os volverá a molestar más. Has sido muy valiente.
La puerta de la casa, y su padre tras ella, se cierra por fin. Estos últimos instantes han pasado muy deprisa, pero todo ha terminado.
-¡Dani!- dice Tamara que acaba de salir de la habitación y corre a abrazar a su hermano- ¡La pulsera! La pulsera te ha dado suerte.
Al instante su madre se suma a esa abrazo lleno de sentimientos. Su abuela se queda a la margen del momento, emocionada por el volar de su nieto.

-Todo ha terminado- susurra Dani disfrutando de ese momento de libertad. 




Hello:) Este capítulo es un poco más largo que los demás, pero es bastante importante:) ¡Espero que os guste!
                       Besitos^^

4 comentarios:

  1. QUE BONITO! Casi lloro de verdad.Me he enamorado de Dani.El capitulo ha sido perfecto,me ha encantado.QUIERO MAS Y MAS Y MAS!! Sube pronto...bueno cuando puedes,ya se que es vivir bajo la presión de los exámenes,pero esto ya acaba! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. <3<3 En serio?? Jajajja es que Dani es un amor:) Muchas gracias guapa!! :D
      Si jeje ahora que solo me quedan dos semanas de examenes espero tener más tiempo para escribir:)
      Muchos besitos:)

      Eliminar
  2. AL FIN!
    Dios. Pensé que nunca acabaría, un capítulo hemroso, la verdad
    Besos~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje como sufrimos por Dani jaja:)
      Muchas gracias guapa:)
      Besitos^^

      Eliminar