Google+ Followers

Seguidores

sábado, 13 de abril de 2013

Capítulo: 19


Capítulo: 19


No deja de mirar el reloj de su habitación. Parece que las manecillas del reloj no avancen. Que nunca vaya a llegar la hora de ver a Verónica.
Marcos lleva más de veinte minutos delante del espejo bajo la mirada de su hermana que le sonría graciosa.
-¿Se puede saber qué haces tanto rato pegado al espejo?
-Nada, ahora mismo salgo- le responde Marcos sin dejar de mirar su reflejo.
-Eso mismo dijiste hace un cuarto de hora.- dice Raquel acercándose más a su hermano- ¿Vas a alguna parte?
Marcos tartamudea antes de contestarle. Pensativo, decide no contarle nada. Es verdad que es su hermana y la quiere, pero prefiere guardarse sus sentimientos para él. Además Raquel y Verónica no se hablan, así que no sabe cómo le sentaría a su hermana. Es mejor no decir nada.
-Sí, pero no es ningún sitio importante. No tardaré en volver.
-Si no fuera un sitio importante, como tú dices, no te pegarías media hora delante de un espejo.- le dice Raquel colocándole una mano sobre su hombro.- Venga Marcos, soy tu hermana y quedamos en que ya no habría más secreto ni mentiras entre nosotros. Puedes contarme lo que quieras, ¿lo sabes, no?
Marcos suspira y deja de contemplarse en el espejo para darse la vuelta y mirar a Raquel.
-Claro que lo sé, Raquel.- dice mientras la abraza- Pero…puede que si te lo cuento te enfades, y no quiero correr ese riesgo.
-¿Es qué es algo malo? ¿Algo qué tenga que ver conmigo?
-¡No, claro que no!- responde el rápidamente- No es nada malo, al menos para mí. En realidad es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo.
-¿Entonces?- le pregunta Raquel confundida- ¡Vamos cuéntamelo ya!
Marcos coge aire y lo suelta lentamente por la nariz. Tiene que contárselo, sino su hermana no parará hasta conseguir sonsacárselo. La conoce muy bien. Demasiado bien.
-La verdad Raquel es que… ¿recuerdas cuándo Verónica comenzó a ayudarme con los estudios?
-Sí, claro- responde ella de mala gana. Pero, a quien le puede engañar, desea con todas sus fuerzas volver a ser amiga suya. Volver a ser su mejor amiga. Pero en pocos segundos, siempre le viene a la mente aquella tarde en casa de Paula.

-¡Deja de tirarme palomitas a la cara!- grita Andrea fingiendo estar enfadada.
-No haber empezado tú le guerra de almohadas. Te debía unas diez por los golpes que me has dado con mi cojín de Minnie Mouse- le dice Paula preparando otra palomita.
Andrea se levanta del suelo y se abalanza sobre Paula. Las dos forcejean al tiempo que sus risas se escuchan escandalosas. Agotadas se sientan sobre la cama de Paula que le da un beso en la mejilla a Andrea. Nunca se han enfadado. Desde la muerte de Inés, Paula tuvo que cambiarse de colegio porque todo lo recordaba a su amiga. Pero sus padres decidieron esperarse al fin de curso, no querían que su hija dejase el colegio cuando solo faltaba un mes para terminar las clases. Ese mes fue el peor en la vida de Paula. Por suerte, ese mismo verano, conoció a Andrea, Guillermo y Daniel. Le cayeron bien en seguida, sobre todo aquella chica rubia y bajita. Andrea fue su gran apoyo para superar lo de Inés, se volvieron inseparables. Al ver las buenas migas que había hecho Paula con esos tres jovencitos, sus padres decidieron llevarla a su mismo instituto.
Desde ese día de verano, la amistad entre Andrea y Paula, cada día se hace mucho más fuerte.
-¡Tengo una idea!- grita Raquel que está sentada sobre un puf de color morado- ¿Qué os parece si jugamos a prueba o verdad?
-Sí, porque no- dice Verónica- pero hay que ser completamente sinceras, ¿vale?
-¡Claro! ¿Quién empieza?
-¡Yo!- grita eufórica Andrea- Paula, ¿prueba o verdad?
-Mmm…prueba- dice la joven- ¿Pero no te pases conmigo, eh?
Andrea no hace mucho caso a la advertencia de su amiga y se levanta de la cama para mirar por la ventana.
-¡Ya lo tengo! Ven Paula, acércate a la ventana.
Paula se levanta y camina hacia el cristal. No se fía de Andrea en estos casos.
-¿Ves a ese chico de la sudadera negra sentado en el banco de la acera de en frente?- le pregunta la joven rubia.
-Sí.
-¿Te parece guapo?
Paula lo mira con detenimiento.
-Sí, no está mal. ¿Qué quieres que haga?
-Quiero que le pidas su número de teléfono.
Raquel y Vero comienzan a gritar animando a su amiga a que realice la prueba.
-¡¿Qué?! ¡No pienso hacer eso!- chilla Paula.
-No te puedes negar- le dice Andrea- pero estoy segura de que Raquel te puede ayudar a lanzarte.
-Tú déjamelo a mí, Paula.
Raquel se acerca a la ventana y la abre. ¿Qué va a hacer? Ella es capaz de hacer cualquier cosa, no tiene vergüenza de nada. No como Paula que se pone roja en seguida delante de cualquier situación comprometida.
-¡Oye guapo!- comienza a gritar Raquel- ¡Sí, tú el de la sudadera negra! ¡El del banco!
En ese momento, Paula no puede reaccionar. Andrea y Verónica le sujetan los brazos por detrás, inmovilizándola.
Raquel les hace una señal a sus amigas para indicarles que el chico ha encontrado la ventana de donde procedían los piropos.
-¿Me hablas a mí?- le pregunta el joven a Raquel.
-Sí, mira es que mi amiga quería pedirte una cosa pero es muy vergonzosa.
Desde la acera de la calle, el chico deña sudadera negra sonríe. Pero, antes de que pueda decir nada, Raquel desaparece del balcón y empuja a Paula hacia a fuera. Ahora es su turno en el juego, y cuando antes termine, mejor.
-Tú debes de ser la supuesta amiga, ¿no?- pregunta el chico.
-Eh…yo…sí, soy yo.- balbucea Paula con las mejillas ardiendo- Verás, es que te he visto antes por la calle y…me preguntaba si…po…podía darme…tu número de móvil.
El chico le sonríe. Tiene una bonita sonrisa, a decir verdad, la segunda mejor del mundo. Para ella, Dani tiene la primera con diferencia de todas las demás.
-Claro, espera un segundo- le dice el joven.
Avergonzada, Paula cierra le ventana y vuelve a la habitación.
-¡Prueba superada!- grita Raquel- ¿A quién le toca?
-A Paula.
-Muy bien, Vero ¿prueba o verdad?
-Verdad, sin duda.
-¿Te has enamorado alguna vez de alguien?
Todas las miradas se clavan en Vero. Es el momento de contarles a sus amigas toda la verdad. Lleva mucho tiempo callada y, lo mejor es que la verdad salga a la luz.
-Sí- comienza a relatar la joven- la verdad es que, llevo varios meses enamorada de Cristian.
Durante varios segundos, lo único que se escucha en la habitación, es el ruido de las manecillas del despertador de Paula. Raquel es quien rompe ese silencio.
-No estarás hablando en serio, ¿no?- le dice mientras Verio asiente con la cabeza- Esto es increíble. ¿Cómo has podido hacerme esto? ¡Desde un principio sabías lo que yo sentía por Cristian! Todas lo sabíais. ¡La última persona que me imaginaba que me haría algo así eras tú, Verónica! ¡Eras mi mejor amiga! Y eso no se le hace a una amiga.
Raquel se levanta de su sitio y comienza a recoger sus cosas en una mochila de color azul vaquero. Vero la ha traicionado, ella conocía sus sentimientos. ¡Lo sabía desde el primer momento!
-Raquel, yo no puedo evitarlo. No puedo cambiar lo que siente mi corazón.
-¡Venga ya! ¡No me vengas ahora con sentimientos del corazón! Eras mi amiga y tú has echado a perder esa amistad.- le reprocha Raquel antes de abrir la puerta- ¡No vuelvas a hablarme en tu vida!
El fuerte golpe de la puerta al cerrarse es lo último que retumba en la cabeza de Raquel siempre que piensa en esa tarde, en esos minutos en los que la amistad entre ella y Vero, se perdió. Pero el tiempo les demostrará que la amistad es el tesoro más valioso.


        





Huuoolaas mis pequeños lectores:) Siento mucho haber tardado tanto en publicar pero tengo bastantes exámenes, así que no sé cuando podré volver a subir otro capítulo. Quería dedicar este capítulo a todas las personas que tienen un mejor amigo@ a su lado. Que nunca se rompa esa amistad entre vosotros porque vuestra amistad está por encima de todo y de todas las cosas. 
También quería publicar este capítulo ahora porque el martes 16 de este mes es mi cumpleaños jeje si por fin cumplo 15 añitos, y quería celebrarlo con todos vosotros con este capítulo sobre la amistad.
Muchos besos^^

4 comentarios:

  1. Hahahah que malas son...hahah
    Joooo...que penita.Ojalá se hagan amigas pronto!!
    Me encanta,perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa:)
      Jeje tranquila ya veras lo que pasa en los siguientes capítulos, te dejo con la intriga jeje.
      Muchas gracias por comentar de verdad.
      Besotes!

      Eliminar
  2. FELIZ CUMPLEAÑOS♥
    Haha. Pero que amigas DIOS!!!
    Haha. Me gusto el cap. Debo decir que Vero y Raquel deberían reconciliarse.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimass graias guapa!
      Jajajaja ya veras ya lo que pasa jejeje
      un besitooo:)

      Eliminar