Google+ Followers

Seguidores

domingo, 3 de noviembre de 2013

Capítulo: 49

Capítulo: 49


Se ha tumbado a su lado, abrazándola toda la noche hasta que se ha calmado y ha podido dormir en paz. Él ha sido el que no ha pegado ojo. Menuda noche… Dani se lleva las manos a la cabeza y camina, con pisadas sigilosas, por la habitación. Si no quiere despertar a Paula, no tiene que hacer el más mínimo ruido. Se sienta sobre su silla y la observa muy atento. Un mechón de su pelo castaño oscuro, le cae por la mejilla y sus hombros suben y bajan al ritmo que la respiración marca. Parece como si una pequeña sonrisa se dibujase en su boca, pero desaparece al instante. Todas sus cicatrices del pasado, se han vuelto a abrir en una simple noche. Aquel que consideraba amigo suyo, le ha traicionado. Les ha traicionado a todos. Dani no puede cambiar su pasado, pero sí hacer que su futuro sea memorable. Un futuro, juntos. ¿Para siempre? Nunca ha creído en ellos. Aunque, ella es la chica perfecta para pasar la vida. Para demostrarle que ha valido la pena apostar por ella. Dani ahora lo sabe. La quiere, y se lo va a demostrar.
Abre uno de los cajones y saca un folio en blanco y coge un bolígrafo que encuentra sobre la mesa. Con rápidos movimientos, plasma sobre el papel las fugaces ideas que llegan a su cabeza. Conclusiones, sentimientos…
Al cabo de un cuarto de hora, repasa lo escrito en el folio y lo dobla, escribiendo el nombre de Paula sobre una de las caras del papel doblado tres veces. “Lo verá cuando se despierte” piensa él. Ya ha comenzado a amanecer, debe darse prisa. Posa la carta sobre la almohada y sale del cuarto, cerrando la puerta muy despacio.
-Buenos días, hijo- le saluda su madre que lo encuentra en el pasillo- ¿Ibas a alguna parte?
-Paula está durmiendo y…- piensa el- ¿Sabes si aún guardamos los espráis de la actuación de Tamara? Ya sabes, aquella que hizo con su clase el año pasado, usamos los espráis para colorear los decorados…
-¡Lo recuerdo!- exclama la mujer- Creo que tenemos uno negro, espera aquí.
Observa como entra en la cocina y abre uno de los armarios, rebusca en su interior y saca de el un bote alargado metálico. Se lo tiende a Dani que lo acepta.
-El color es perfecto- le da un beso en la mejilla- Gracias, mamá.
Corriendo sale de la casa y baja a la calle. Mira a su alrededor, pensativo, hasta que centra su mirada en un punto fijo. “A estas horas de la mañana la calle está muy desierta. Será perfecto” piensa el muchacho. Hora de ponerse manos a la obra.

La luz del día entra con pequeños rayos en la habitación, iluminando el rostro de Paula que se despierta, no son más de las ocho de la mañana. Le duele la cabeza… tal vez sea del mareo de anoche. Se lleva una mano a la frente y se endereza sentándose sobre la cama. Recuerda todo, cada detalle, de lo que ocurrió ayer por la noche. No ha hablado con Cristian desde que le dijo que no quería volver a verle, y es mejor así. No se esperaba algo así de él…era imposible. Ha aprendido que no puede fiarse de nadie, solo de aquellos que se consideren sus amigos leales y fieles.
Al levantarse, arroja un folio doblado que contiene su nombre escrito en el. Lo abre y comienza a leer:

Tal vez este no sea el mejor modo, pero ya sabes que en algunas ocasiones unas cuantas líneas escritas pueden expresarse mejor que un puñado de palabras que se terminan confundiendo, eso es lo que me dijiste el otro día en la biblioteca. Y no te equivocabas, sé que soy valiente para muchas cosas, pero hasta el más valiente tiene sus miedos escondidos. El mío es este. Expresar lo que siento en este mismo instante. Por eso te escribo esta carta, para evitar confusiones al hablarte por la mejor forma que sé. Un papel blanco y un bolígrafo  de tinta azul.
¿Sabes?  Solo llevamos tres días como pareja, setenta y dos horas que para mí han sido las mejores de mi vida, porque las he empleado en quien más se las merece. En ti. La princesa perdida de mi cuento, el rostro confuso de mis sueños. Me encantaste desde el primer día, pero no lo quise reconocer. Tal vez por no hacerte daño. Ya no quiero volver la vista al pasado, solo quiero disfrutar el presente contigo.
Estos tres días han sido tan intensos que es imposible resumir en una palabra todo lo que me has hecho sentir. Eres increíble.
Cada segundo que no estabas a mi lado, que no te tenía entre mis brazos, que no acariciaba cada centímetro de tu piel, sentía como un vacío que solo tu presencia era capaz de llenar. Te echaba de menos, Paula. Y eso es algo que solo tú has conseguido hacerme sentir. Has hecho que me dé cuenta de que no puedo vivir siempre al límite, que merece la pena parar y disfrutar de lo que tienes. Disfrutar de ti. No soy el mismo Dani al que conociste hace unos meses, tú me has hecho cambiar en tres días más que cualquier otra persona en toda una vida. Me has enseñado el verdadero significado de lo que es estar al cien por cien con alguien, me has enseñado a querer de verdad.  Te quiero, Paula.
Puede que te parezca muy precipitado, lo sé. Lo es. Pero también es lo que siento y no te mereces que lo oculte más, como si no existiera. Creo que me estoy comenzando a enamorar de ti, Paula. No lo estoy incondicionalmente, pero el tiempo que pasemos juntos hará que aumente. Y, si no me crees, mira por la ventana.

Emocionada, vuelve a doblar la carta de Dani y se asoma a la ventana de la habitación. Siente como su cuerpo tiembla de emoción. Y es que nunca antes ha vivido un sueño tan real.
Apoya las manos en el marco de la ventana y la abre. No es un piso muy alto, por lo que puede divisar como Daniel se encuentra en la carretera con los brazos abiertos, dando lugar a un mensaje escrito en grandes letras negras que dice: “Gracias por hacerme feliz. Te quiero”
-¿Me crees ahora?- le pregunta gritando desde la calle- ¡Te quiero, Paula!
La joven se lleva una mano a la boca mientras se le escapa una risa nerviosa. Se separa de la ventana y baja a la calle a toda velocidad. Pisa la acera y corre hacia Dani que la abraza atrapándola en el aire. Momento así con ella son los que merecen la pena vivir. Ahora lo sabe.
La deja sobre el suelo y atrapa sus labios en un intenso beso. Al cabo de unos segundos, se separan unos milímetros. Paula todavía consigue escuchar la respiración de Dani.
-Siento no haberme dado cuenta antes pero, ahora estoy seguro de que quiero estar a tu lado todo el tiempo que me permitas estar. A cambio de eso, te prometo quererte más veces de las que logro respirar.
Paula acaricia su cuello y le mira.
-Créeme, si estoy viviendo un sueño no quiero despertar.
Posó sus labios cálidos y suaves sellando un beso en la boca de la muchacha.

-Por fin, esto es real.








Heyyy:) Siento anunciaros que este es el último capítulo de "Gracias por hacerme feliz" pero habrá segunda parte así que habrá muchas más historias y personajes. La segunda parte no comenzaré a publicarla en el blog hasta mitad de Noviembre o principios de Diciembre. Siento dejar tanto tiempo, pero tengo que pensar muchas más ideas para la segunda parte. Solo os puedo anunciar que se titulará: "Dime que no me quieres" 
Espero que os haya gustado esta primera parte. Quería daros las gracias a todos los que me habéis seguido todo ese¡te tiempo, sin vosotr@s esto no habría salido adelante. ¡MIL GRACIAS PEQUEÑOS!
Un beso infinitamente grande para tod@s <3




6 comentarios:

  1. Me ha encantado,estare esperando lo que haga falta por ti y por tu novela.Eres una de mis escritoras favoritas y que ered genial tia.
    El último cápitulo ha sido inesperado,pero me encanta.
    Siguela cuando puedas pero porfavor no tardes en subir la segunda parte,porfavor.Te lo ruego.
    Nada más decirte que te cuides en estos días o mes que no subiras y solo pedirte una cosa más que cuando puedas sube una entrada contando como te encuentras y como te van las cosas para no.preocuparne por ti.

    De tu fiel lectora,Lina.
    Te Quiero.Muchos Besos Para Ti <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lina<3
      No sabes la ilusión que me ha hecho leer tu comentario. ¡Infinitas gracias por todo tu apoyo! ¿Sabes? Has hecho que hasta me emocione un poquito jeje. Me emociona mucho saber que lo que escribo le puede gustar tanto a alguien. ¡Gracias de nuevo!
      No te preocupes, iré publicando alguna entrada para que sepáis algo de mi. Ya tengo muchas ganas de comenzar a escribir la segunda parte y mostrárosla, espero no decepcionaros.
      Cuídate mucho tu también, cielo<3
      Te quiero mi fiel escritora ^_^

      Eliminar
  2. ¡¡JOOOOO!! Es una pena que dejes el blog por tanto tiempo,pero seguro que valdrá la pena la espera.
    Estoy de acuerdo con la señorita Malik,de vez en cuando sube algo y haznos ver que sigues viva ¿sí?
    Espero no perderte del todo este tiempo y que de vez en cuando subas lo que te he dicho en el blog o te pases por los demás.
    Besos y ¡SUERTE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:)
      Será un tempecito corto jeje se os pasará volando, ya veréis.
      Tranquila, publicaré alguna entrada para que sepáis como me va todo y no dejaré de pasarme por los demás blogs a comentar y a leerlos.
      Muchos besos Smile y gracias por todo tu apoyo y comentarios durante todo este largo tiempo. ¡Nos leeremos pronto jeje!
      Un besazo enorme<3

      Eliminar
  3. Jo, no sé si llorar o estar feliz. El capítulo es precioso, jope, me ha encantado, de verdad, ¡¡ha sido fantástico!! Pero no quiero que se termine, menos mal que habrá segunda parte, ¡estoy deseando leerla! ¡Un beso muy muy muuy grande! <3

    ResponderEliminar
  4. OH DIOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    El final:').
    Fue todo tan hermoso. Me encanto. Escribes genial, linda. Ame este cap.
    Besos♥

    ResponderEliminar